lunes, 29 de febrero de 2016

George King, OVNIs, un archivo secreto

George King, OVNIs, un archivo secreto
por Nick Redfern


George King (Crédito: wrs.vcu.edu)


Crédito: amazon.com
Ya en 2006, Anomalist Books publicó mi libro, On the Trail of the Saucer Spies. Fue un largo estudio de cómo y por qué muchas personas en el campo de la ufología se convirtieron en los sujetos del interés oficial y la vigilancia. Cuando la noticia del libro salió, muchas personas asumieron que esos mismos investigadores de OVNIs y los testigos fueron observados porque se estaban acercando demasiado a la verdad detrás del fenómeno OVNI. Incorrecto.

Como he demostrado una y otra vez, la vigilancia suele deberse a que las personas pertinentes tenían otras cosas sucediendo en sus vidas; cosas a veces muy controvertidas. Tomemos, por ejemplo, el expediente del FBI sobre George Adamski. El dossier sobre Adamski no se abrió debido a sus contactos con alegados extraterrestres de pelo largo, de aspecto humano. Más bien, se tomaron medidas porque Adamski estaba diciendo al público -y a audiencias considerables, también- que sus amigos cósmicos eran comunistas, que el comunismo era el camino hacia el futuro, y que Rusia dominaría los próximos años. Todo esto en un contexto de los "rojos debajo de las camas" asustaba. No es de extrañar que J. Edgar Hoover se sentara y tomara nota. 


Matthew Williams (Crédito: mysteriousuniverse.org)

Matthew Williams es un galés y una de las pocas personas detenidas por la creación de un círculo de la cosecha ("daño criminal" es el cargo real). Williams también pasó una gran cantidad de tiempo, en la década de 1990, asegurando fotografías de alta resolución y en primer plano de algunas instalaciones militares del Reino Unido. Eran las instalaciones militares que Williams sospechaba alojaban OVNIs estrellados y los restos de los extraterrestres muertos.

Un archivo de tamaño significativo de Williams fue inaugurado por la Policía británica. No porque estuviera a punto de revelar los propios eventos tipo Roswell del Gobierno británico. Nop. Fue porque las autoridades pensaban que Williams pudo haber estado en connivencia con terroristas. A saber, el Ejército Republicano Irlandés (IRA). Los archivos muestran que los vínculos IRA-Williams en realidad no existían, pero esos mismos archivos también dejaban muy claro que era esta sospecha -en lugar de los OVNIs directamente- la que preocupaba a las autoridades británicas. Durante un tiempo, por lo menos.


Crédito: aetherius.org

Otros investigadores de OVNIs -como muestra On the Trail of the Saucer Spies- se convirtieron en sujetos de los archivos del gobierno debido a sus conexiones con grupos de extrema derecha. Todo lo cual me lleva a otro archivo, uno que apareció demasiado tarde para detallar en mi libro. Es el archivo de 40 páginas sobre el difunto George King y su Sociedad Aetherius, una  copia del cual me fue proporcionada por el Dr. David Clarke, y que fue elaborado por la Brigada Especial de la Fuerza de Policía británica. 

El 26 de mayo de 1957, apareció un artículo en el Empire News del Reino Unido. Su título: "Flying Saucer Clubes Probe." De acuerdo con el periódico: "'advertencias' del espacio exterior contra las pruebas de las bombas H británicas publicadas en una revista de platillos voladores toman una línea similar a la propaganda inspirada en Moscú. La "advertencia" -en un número especial de la revista- está siendo analizada por la Sección Especial de Scotland Yard. Se sospecha que una serie de clubes de platillos voladores -y algunos espiritistas también- están, sin saberlo, siendo utilizados por los comunistas. La advertencia aparece en la revista de la Sociedad Aetherius, que circula ampliamente entre los entusiastas de los platillos voladores". 

Si bien las referencias al archivo de la División Especial aparecieron en Empire News, el archivo en sí no fue desclasificado hasta la década de 2000, cuando el mencionado Dr. David Clarke obtuvo una copia, en los términos de la Ley de Libertad de Información del Reino Unido. El archivo es muy revelador, y es una lectura fascinante. Se deja en claro que la Brigada Especial no tenía ningún interés, en lo absoluto, en los OVNIs como fenómenos inexplicables. Pero, las personas dentro de la ufología eran bastante harina de otro costal.

La Brigada Especial señaló que "King es, obviamente, un chiflado." Sin embargo, el personal tomó cuidadosa nota de lo que estaba en marcha en el mundo de la Sociedad Aetherius, ya que el siguiente extracto de un documento particular, revela: "Desde el 1 de junio de 1957, la fecha del último informe sobre la Sociedad Aetherius, esta organización se ha mantenido activa en su campaña contra las pruebas de armas nucleares, y en este sentido su política está estrechamente aliada con la del Partido Comunista. Sin embargo, todavía no hay evidencia de una abierta asociación comunista con la sociedad". 

Crédito: aetherius.org
Los archivos de la Brigada Especial dejan claro que la Sociedad Aetherius fue vista muy de cerca en la década de los años 1950, y particularmente en relación con las reuniones públicas de la sociedad organizadas en ese mismo plazo de tiempo. Uno de estos eventos ocurrió en Trafalgar Square de Londres. La Brigada Especial observó que una parte del evento fue "... dedicada a la basura casi incomprensible sobre venusinos y marcianos, y cómo la Sociedad Aetherius estaba en contacto con los seres superiores del espacio galáctico..." 

Y luego está esto desde el mismo documento: "Parece que la Sociedad Aetherius es pacifista en la medida en que la guerra es aborrecible para el 'Parlamento Cósmico', y de igual manera está alineándose con la demanda de una cesación de los ensayos nucleares y la abolición de las armas nucleares." El archivo continúa de manera similar, con más referencias a (a) artículos de prensa sobre la Sociedad de Aetherius y (b) la vigilancia de la Sección Especial de las actividades de la sociedad, principalmente en el área de Londres. 

Una vez más, vemos un fascinante archivo oficial, compilado sobre una figura muy conocida en la ufología. Pero, por razones que giraban en torno a las materias no directamente conectadas con el fenómeno OVNI. Sí, las agencias del gobierno, militares y policiales con toda seguridad han tenido interés en muchas personas dedicadas a la investigación OVNI -y desde hace décadas. Todavía tengo que encontrar un solo archivo, sin embargo, en que el interés se centre directamente alrededor del rompecabezas OVNI en sí. El ángulo OVNI es siempre tangencial. Hasta el momento… 



http://mysteriousuniverse.org/2016/01/george-king-ufos-a-secret-file/ 

Modificado por orbitaceromendoza

domingo, 28 de febrero de 2016

El multimillonario Robert Bigelow ¿puede crear una vida para los seres humanos en el espacio?

El multimillonario Robert Bigelow ¿puede crear una vida para los seres humanos en el espacio?
El barón de la órbita baja terrestre.

Por Ryan Bradley


Crédito: Diego Patino


Baje por la Skywalker Way, a continuación, gire a la izquierda en la Warp Drive. Una instalación de un hangar está allí, enorme, como debe ser un hangar. En el interior, un caballero alto con bigote y un traje a rayas gris holgado está de brazos cruzados. Es dueño de las instalaciones y todo a su alrededor. También es dueño de la Budget Suites of America a unas pocas millas de distancia, más cerca del Las Vegas Strip. Eso es sólo una parte de su imperio de hoteles económicos, junto con toda una cadena de otros repartidos por todo el suroeste. 

Pero no estamos aquí para hablar de hoteles económicos. Estamos aquí para hablar sobre el futuro, y de un tipo diferente de alojamiento: Uno que se puede plegar, incluirlo en un cohete, lanzarlo hacia el espacio, ampliarlo y vivir en él. Estamos aquí porque Robert Bigelow -un multimillonario de bajo perfil, empresario espacial, creyente confeso en los extraterrestres- nos ha invitado a este depósito para mostrar su hogar espacial inflable. Hay donas y café. Pronto, se servirá el almuerzo. Pero en este momento Bigelow está deambulando hasta un podio, donde comienza a regañarnos. 

"Se rieron de mí", dice a la multitud en su sede de North Las Vegas. "Cuando dijimos que construiríamos un sistema ampliable y lo colocaríamos en la Estación Espacial Internacional en dos años y medio, se rieron", dice. "Ya han pasado dos años y un cuarto." Hace una pausa, dejando que se profundice -aquello es antes de lo previsto-, a continuación, deja una sonrisa floja, ancha como el Oeste. "Y aquí estamos." 

Aquí estamos: funcionarios de la NASA, de la JAXA (que es la agencia espacial de Japón), de los medios y los empleados de Bigelow Aerospace. Antes que Bigelow comenzara su discurso, había hablado con varios de esos trabajadores. Vestidos con monos blancos delgados, se encontraban dentro de un área acordonada que rodea un pedestal, sobre la cual estaba asentado un objeto del tamaño de un refrigerador, envuelto en un material gris tipo Kevlar y con forma de tazón al revés. Este era el BEAM -el Bigelow Expandable Activity Module (módulo de actividad ampliable Bigelow-el futuro de los hábitats espaciales. 

De acuerdo con los trabajadores, ninguno de los cuales hablaba más fuerte que un susurro reverente, el BEAM pronto viajará al Centro Espacial Kennedy en Florida, donde eventualmente -en cuestión de meses o quizás un año- encontraría un puesto de atraque en un cohete SpaceX Falcon 9 que lo llevará a la Estación Espacial Internacional. En la ISS, un brazo robótico alcanzaría a la cápsula SpaceX Dragón, agarraría a la BEAM, y la adjuntaría al nodo Tranquility de la estación. Los astronautas a continuación enviarían un comando de liberación de aire comprimido en la BEAM. Mientras BEAM se presuriza, se expande hasta que el módulo crezca hasta 10,5 pies de ancho y 565 pies cúbicos. No es grande pero tampoco pequeño. Imagine una tienda de campaña para ocho personas o un apartamento en Manhattan. En total, la expansión se llevará a cabo en cuatro minutos y medio. A continuación, comienza el verdadero trabajo. 


El multimillonario Robert Bigelow presenta sus módulos expandibles. (Zuma Press Inc./Foto de archivo Alamy)

Durante dos años, los astronautas a bordo de la ISS tratarán de determinar si BEAM, o alguna versión más grande de la misma, podrían ser habitables en el largo plazo. Ellos van a determinar la tasa de fugas, medir la radiación, y examinar el control térmico en el interior del módulo vacío. Van a ver cómo las paredes blandas del módulo aguantan los golpes y contusiones en el espacio. Y que van a hacer todo lo posible para averiguar exactamente lo que se siente en una estructura expansible que orbita la Tierra a unas 5 millas por segundo -una cosa imposible de saber hasta que esté allá arriba. 

Intuitivamente, los materiales fungibles tienen sentido. Ellos se empacan abajo, pesan menos, y en casi todos los sentidos mitigan los altos costos asociados con el avance de la gravedad. BEAM cuesta sólo $ 25 millones para su desarrollo (en parte a través de un contrato de la NASA de 17,8 $ millones) y podría costar alrededor de $ 150 millones para lanzarlo. Compare eso con la ISS (verdaderamente mucho más compleja), cuyo costo estimado es de $ 100 mil millones, y fue montada en el transcurso de una década y unas cuantas docenas de lanzamientos. Pero hasta que los resultados de esta prueba se presenten, nadie puede decir con certeza si todo esto es tan bueno en la práctica, tal como parece estar en el papel. 

Por mor del argumento, digamos que funciona BEAM. Digamos que todo sale tal y como piensa Bigelow que lo hará. ¿Entonces que? Él posiblemente enviará unas pocas más para la ampliación de la ISS; ya está trabajando en una nave independiente. Pero también tiene un plan más ambicioso.  

Una vez que terminó Bigelow de regañar a la multitud y de detallar la próxima misión BEAM, se abrió un espacio para las preguntas. Alguien en la delantera pregunta cómo Bigelow Aerospace podría encajar en una misión tripulada a Marte. Él no está seguro, dice. A continuación, añade, enigmáticamente, "Estamos más enfocados en la Luna." Nadie sigue. Él solo lo deja pasar. Y lo mismo ocurre con todos los demás, de nuevo descartando lo que parece ser demasiado fantástico para ser real, aunque no hay risas en esta ocasión.  

A medida que la multitud se dispersa, me acerco hasta Bigelow. A pesar del traje, tiene el aspecto ligeramente rugoso de un viejo vaquero. Está sentado desplomado en una pequeña silla plegable de plástico en el pequeño escenario, rodeado de unos controles y luciendo desgastado. Él ofrece su mano con indiferencia, pero cuando le pregunto por sus planes en la Luna, se endereza en su silla y se inclina hacia adelante. Deja caer su voz baja aún más bajo, como si me dijera un secreto. BEAM, según él, es mucho más que una simple prueba de concepto. "Es un primer paso... hacia un asentamiento permanente en la superficie lunar." Él ve muchas similitudes entre la prueba de funcionamiento de la ISS y una eventual misión lunar. "Ambas serían algo único, en un lugar único que tiene intereses internacionales, y requerirían una gran cantidad de socios -gubernamentales y no gubernamentales." El lanzamiento BEAM, dice, "no es un truco, y tampoco lo son nuestros planes en la Luna." 

***
  
Volviendo a mediados de la década de 1980, Bigelow notó un cambio sucediendo en el desierto del suroeste. El área, que se considera apenas habitable, estaba creciendo rápidamente. Las empresas fueron surgiendo, y los visitantes necesitaban lugares asequibles para quedarse. Para construir su imperio, Bigelow compró terrenos baratos para que pudiera ofrecer ahorros a los clientes. También hizo que sus hoteles estuvieran lo más convenientemente posible justo fuera de la carretera. Él mantuvo casi todo lo que compró, y luego vendió un montón de propiedades cuando todos los demás estaban comprando como locos, justo antes de que el mercado se desplomara en 2008. Su fortuna, ya vasta, creció más: sus inversiones inmobiliarias se estiman en alrededor de $ 700 millones de hoy.  

Bigelow ahora ve un cambio similar ocurriendo en otro lugar poco poblado e inhóspito: el espacio. Durante una década la empresa privada ha estado buscando el acceso a la órbita baja terrestre (LEO), transportando carga y pronto astronautas. Vea a SpaceX y Orbital ATK que exhiben el uno y dos. Mientras esos lanzamientos se hacen más frecuentes -y mientras la ISS continúa alquilando las literas a los viajeros del espacio y tiempo de banca para empresas privadas para los experimentos en gravedad cero- la competencia por el suelo espacial sólo aumentará. Con el tiempo las empresas establecerán sus propios laboratorios y estaciones y las agencias espaciales respaldados por el gobierno van a empujar más allá de LEO en el espacio cislunar, la región entre la Tierra y la Luna. La siguiente parada lógica es la Luna, luego tal vez Marte. Y entonces, ¿quién sabe? Todo Bigelow puede estar seguro de que tal desarrollo requiere de la gente, y la gente necesita lugares para alojarse.  

Ahí es donde sus expandibles entran. La NASA ha buscado una idea similar en la década de 1990 en un programa llamado Transhab, por Transit Habitat -hábitat de tránsito. La idea era construir una nave inflable, más barata que la ISS, para ser utilizada en ruta hacia Marte. La NASA incluso diseñó una, con una cobertura de múltiples capas de aislamiento y protección contra meteoroides-escombros, pero el Congreso recortó los fondos en 2000, por lo que se suprimió el programa. El desarrollo de una nueva estación espacial mientras se ejecutaba y construía la actual no sentó bien, políticamente. Bigelow creyó ver algo que ellos no hicieron, por lo que compró los derechos de la tecnología Transhab por centavos -el de la nave, las patentes de las paredes inflables en capas, todo. A continuación, se propuso la creación de lo que él llama "una solución llave en mano para la vivienda en el espacio." Barato y conveniente, igual que siempre.

Para un magnate hotelero, las nuevas propiedades inmobiliarias a menudo dan nuevas oportunidades. La órbita baja terrestre baja y todos los hábitats espaciales privados que podría contener algún día, parece prometedora, al menos en el mediano plazo. Aun así, no hay ninguna pieza de bienes raíces más convincente para Bigelow que la Luna. A diferencia del espacio, la Luna tiene recursos. Hay depósitos de helio-3 para la fusión nuclear, que los chinos están ya planeando explotar. Hay agua en forma de hielo, que puede ser fundida y purificada para beber o descomponer en combustible de hidrógeno. La Luna también se encuentra fuera de la gravedad de la Tierra. Para las agencias espaciales que buscan ir a Marte u otro lugar, es un punto de salida y recarga ideal de combustible. 

Tal vez lo más convincente es que Bigelow no ve ninguna competencia real en la construcción de una base lunar. La NASA no está interesada en una colonia lunar permanente, y tiene poco en marcha en los futuros planes de exploración lunar. Jason Crusan, que dirige la División de Sistemas de Exploración Avanzada de la NASA (básicamente un fondo de capital de riesgo para las empresas centradas en el espacio, incluyendo a Bigelow Aerospace) dice que puede imaginar un futuro en el que se viaje en vuelos entre la Tierra y la Luna sobre una base regular. Pero en lugar de que la NASA esté a la cabeza, espera que otros lo hagan. "Queremos llegar a Marte", dice. La Luna es sólo un medio para un fin. 


El multimillonario Robert Bigelow. (NG Images / Foto de archivo Alamy)

Para Bigelow, los desafíos de construir una base funcionando en la Luna, mientras masiva, parece lejos de ser insuperable. En un estudio reciente, en parte por encargo de la NASA (por el 46 aniversario del primer alunizaje), se encontró que los costos asociados de llevar a los seres humanos a la Luna podrían ser mucho más baratos de lo que se imaginaba -90 por ciento más barato, de hecho, o más cerca de $ 10 mil millones en comparación con la estimación anterior de alrededor de $ 100 mil millones. Y la creación de una base lunar podría costar alrededor de $ 40 mil millones. Gran parte de los ahorros provienen del uso in situ de los recursos de la Luna. "Uno toma lo que la Luna le da, y saca las cosas que tienen que ser traídas de la Tierra: el agua, el combustible, la protección frente a la radiación", dice George Zamka, ex astronauta y actual director en Bigelow Aerospace. 

Una colonia lunar está muy lejos de ser lo que es BEAM. Pero el éxito de BEAM es crítico si una colonia es lo que va a suceder. Y es por eso que Bigelow invitó a un grupo de funcionarios de la NASA a su depósito. Se necesitaría el permiso de la NASA si alguna vez se planea enviar todos los expandibles a la ISS y para acceder a sus astronautas. La NASA, por su parte, necesita una prueba de que los expandibles son hábitats viables, y que Bigelow es el hombre para hacerlos. 

Todo esto es parte del proceso, tal como lo ve Bigelow. Es lo suficientemente inteligente como para saber que los hábitats espaciales necesitan moverse lentamente para que todos los acepten. Pero no tiene que sentarse en sus manos durante dos años para aprender de los resultados de BEAM. Lejos de ahi.

*** 

Mientras habla Bigelow, miro la enorme estructura que cuelga más allá de la etapa. La estación espacial prototipo, Olympus -antes llamada BA2100- tiene 41 pies de ancho y unos 60 pies de largo. Casi llena un ala del hangar: tres pisos, una docena de habitaciones, con muelles de atraque en cada extremo, para encadenar múltiples naves juntas. Por sí sola, la Olympus ofrece más de dos veces el espacio interior de la ISS, unos 2.250 metros cúbicos cuando esté expandida. 

Estando ya en el espacio, la Olympus podría ser acoplada con una unidad de propulsión, proporcionando una estación tripulada en la órbita terrestre, en la órbita lunar, o un punto en el medio. También podría proporcionar un hábitat para un viaje a Marte. Todos los cuales son parte de su propósito final. Por ahora, ese propósito se mantendrá sin cumplirse. Es tan grande que, incluso desinflado, no existe un cohete que pudiera transportar una carga útil grande de este tipo en órbita. Bigelow mantiene la parte delantera y el centro de la Olympus en busca de inspiración, un símbolo de todo lo que queda por hacer. 

Lo que no está en la exhibición es el sucesor de Bigelow de BEAM, el B330, un hábitat totalmente habitables que está en marcha. Según Zamka, la nave está diseñada para adaptarse a una tripulación de seis personas cómodamente, tiene paredes de aproximadamente 18 pulgadas de espesor, capas de aislamiento y de protección contra micrometeoritos. Cuenta con paneles solares y térmicos radiadores, literas semiprivadas, un inodoro sin gravedad, cuatro ventanas, dos juegos de propulsores de control, y será capaz de enlazar con otras naves espaciales para atraque, remolque, o tracción. Los ingenieros de Bigelow están trabajando en sistemas de aviónica para la órbita, acoplamiento, maniobras, e impulso más allá de LEO en el espacio cislunar. En mayo pasado, la compañía anunció que estaba buscando llenar más de 100 nuevas posiciones para construir estos sistemas para una (muy optimista) fecha de lanzamiento en el año 2018.

B330 es mucho más compleja que BEAM. No es para demostración sino que es una nave espacial ampliable en toda regla, capaz de sostener la vida humana por sí sola. Muchos de sus sistemas de soporte de vida y de confort serán precursores para una base lunar. 

Zamka me dijo que muchos de los problemas más difíciles de B330 se han resuelto, no solamente por Bigelow, sino con la ayuda de la NASA. Lo que aún podría atrasar el lanzamiento, dijo, sería encontrar un equipo y un cohete capaz de llevarla. En alrededor de 43.000 libras, B330 pesa aproximadamente el doble de lo que pueden levantar los rusos o SpaceX. Ese problema puede ser temporal, sin embargo. Dos cohetes de carga pesada estarán disponibles en breve: el Falcon Heavy de SpaceX, que se lanzará a finales de este año, y el SLS de la NASA (Sistema de Lanzamiento eSpacial), que debutará dentro de la década. 

Esto no es para decir que esos cohetes asegurarán el éxito del B330, o incluso su despegue. Al igual que con todas las cosas en el espacio, no hay nada seguro. Y hay un montón de disidencia. Los críticos de Bigelow dicen que está poniendo el carro (la nave) delante del caballo (los cohetes), que está sobrepasado con sus planes de propiedades lunares, y que está dejando que su creencia en el futuro y el valor de la base lunar se lleven lo mejor de él. 

Pero Bigelow, más que prácticamente cualquier persona, está muy cómodo avanzando de frente a la incredulidad. Él ha visto lo imposible suceder más de una vez, después de todo. De niño escuchó un estruendo de bomba atómica a través del desierto más allá de Las Vegas. Vio el destello de luz. Como hombre, él construyó su imperio de larga duración en el mismo desierto estéril, considerado casi sin valor en el momento. 

Tal vez por eso, porque ha confirmado que el mundo es sorprendente y que a veces no es lo que parece, que está dispuesto a perseguir ideas que nadie más lo hace. En la década de 1990, comenzó el National Institute of Discovery Science (NIDS) para las investigaciones sobre los fenómenos paranormales. Se compró un rancho en Utah conocido por avistamientos de OVNIs y "skinwalkers" -criaturas como hombres lobo que se dice que han ganado atacado. El casco de la estancia tiene un pasillo con un armario que se cierra desde el interior. Sus creencias pueden parecer una tontería. Pero para explicarlas es franco y abierto, como si él fuera demasiado inteligente y exitoso como para a sentir vergüenza por mucho de nada más. 

Al final de nuestra conversación, los asistentes de Bigelow se acercan diciéndole que tiene más manos que saludar. A medida que da unos pasos desde el escenario, un hombre que sostiene una cámara de vídeo se le aproxima. "Así que usted cree en los extraterrestres", dice el hombre, luego lanza un monólogo sobre la mística del desierto y las visitas extraterrestres. Bigelow le espera con paciencia. "Simplemente no se puede saber a menos que estás ahí", dice Bigelow, entonces él cuenta una historia que ha repetido muchas veces. Sus abuelos estaban conduciendo a través de un desierto al norte de Las Vegas cuando vieron algo de otro mundo: una brillante bola de fuego en el cielo, precipitándose hacia ellos, su luz ocupando toda su parabrisas. 

Ellos contaron a su nieto esta historia, y desde entonces es que la cree. La vida inteligente está por ahí, dice. Él está seguro de ello. Sin duda, la creencia en los extraterrestres alimenta a los escépticos, conduce a una mayor crítica, lo convierte en el blanco de las bromas. Pero Bigelow no se preocupa por eso. Para él, la creencia en lo imposible -sean los extraterrestres o los hoteles en el espacio- es parte de la vida aquí en el desierto, o en un día por ahí, en la superficie lunar. Siempre lo ha sido. Para tener éxito, usted tiene que demostrar que todos están equivocados. Tienes que llegar primero.

El camino hacia una base en la Luna

En algún momento dentro del próximo año o así, una armazón expandible construida por Bigelow Aerospace viajará a la Estación Espacial Internacional -un pequeño paso hacia la meta de construir una base
de la compañía en la Luna. Así es como se pretende llegar:


BEAM (Bigelow Expandable Activity Module): El primer paso de probar una armazón expandible tiene sentido en el espacio, para ver si funciona mejor que los típicos hábitats espaciales rígidos. BEAM es una armazón de prueba de 13 pies de largo que SpaceX transportará a la ISS. Una vez allí, se expandirá y permanecerá unida a la ISS durante dos años mientras los equipos la prueban. (Bigelow Aerospace)

B330: El siguiente paso es un hábitat ampliable a gran escala. El B330 para seis personas, de 31 pies de largo (tiene 330 metros cúbicos de volumen interno) es más grande, mejor que BEAM. Pero éste cuenta con propulsores para maniobrar en órbita e independientes de los sistemas de soporte vital. (Bigelow Aerospace)

Olympus: Una nave colosal, el prototipo Olympus ofrece 2.250 metros cúbicos de volumen cuando está a presión, por lo que es dos veces tan espaciosa como la ISS. En las representaciones, a menudo tiene módulos lunares -para transportar a la tripulación desde y hacia la Luna. El problema: No existe todavía cohete para llevar a Olympus al espacio. (Bigelow Aerospace)

Base lunar: Una vez que los expandibles como Olympus puedan alcanzar regularmente la órbita de la Luna, en gran medida se habrán resuelto los problemas restantes. En las representaciones de una base lunar, la estructura se parece a varias B330s unidas entre sí. La NASA había previsto su propio hábitat espacial en la década de 1990 y principios de 2000. Bigelow compró los derechos y desarrolló la tecnología. (Bigelow Aerospace)

 

sábado, 27 de febrero de 2016

Se comentó sobre luces extrañas en el Valle de Uco durante el 49no Café Ufológico de Mendoza

Se comentó sobre luces extrañas en el Valle de Uco durante el 49no Café Ufológico de Mendoza 
por Luis Emilio Annino


De izquierda a derecha: Luis Emilio Annino, Esteban Pieroni, Adrián Radich, Ariel Godoy, Oscar Atampe y Daniel Hendryk.


El pasado miércoles 24 de febrero tuvo lugar el 49no Café Ufológico de Mendoza, que dio inicio al 5to año de encuentros mensuales de charlas sobre el fenómeno OVNI y la posibilidad de la existencia de vida extraterrestre, actividad desarrollada en nuestro tradicional sitio de reuniones que es el Café Five Stars, ubicado en la calle Lavalle 45, al final de la tradicional Galería Independencia.

En esta ocasión estuvieron presentes, compartiendo sus ideas y conocimientos sobre el tema: Raúl Díaz, Daniel Hendryk, Oscar Atampe, Adrián Radich, Ariel Godoy, Esteban Pieroni y quien esto suscribe.

Tal como sucediera en el 1er café ufológico realizado en el corriente año, se comentó la recientemente finalizada 10ma temporada de los "Expedientes Secretos X" (X-Files), coincidiendo en que la serie no ha perdido su encanto, aunque el final de temporada, con un fuerte acento en las teorías conspirativas y en la presencia de algunos viejos personajes destacados (la agente Reyes, el director Skinner y el Fumador), no ha dejado una satisfacción plena, con un "cierre" que claramente no se ha cerrado y que ha dejado las puertas abiertas para una nueva temporada que seguramente tendrá lugar en un futuro próximo. Esta apreciación derivó de manera automática en la ponderación de viejas series de TV que también abordaban "lo extraterrestre" y que causaron una gran impresión en los televidentes, tales como "V Invasión extraterrestre", "Los invasores" y "La dimensión desconocida".

Seguidamente, tuve la oportunidad de recordarles a los amigos del café que el próximo 19 de marzo se llevará a cabo por primera vez en La Paz, Traslasierra-Córdoba, una conferencia de CEFORA (Comisión de Estudios del Fenómeno OVNI de la República Argentina) sobre los casos de avistamientos más importantes del país, además de presentarse el proyecto de acceso a la información pública de archivos OVNI. Participarán Andrea Perez Simondini (“Presentación del Proyecto CEFORA”), acompañada por Salvador Carta y Silvia Pérez Simondini; Alejandro Gabriel Isoba (“Casuística obtenida de organismos oficiales”); Luis Emilio Annino ("Café Ufológico de Mendoza: Operaciones Suricatas y OVNIs en los cielos mendocinos (un caso aeronáutico)"); Luz Mary López ("A 30 años de la Huella del Pajarillo"); la presentación de los conferencistas estará a cargo de Carlos Alberto Iurchuk (Miembro de CEFORA. Estudia el tema OVNI desde hace 30 años. Colabora con la Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales (CEFA) de la Fuerza Aérea Argentina). También se contará con la presencia del Director del Planetario de San Luis, el astrónomo Martín Fernandez, quien hará una interesante disertación sobre astronomía y si el cielo lo permite se podrá observar el cosmos desde un telescopio astronómico que estará disponible para el público.

Luego, Daniel Hendryk nos puso al tanto de una supuesta experiencia sucedida en el Valle de Uco, más precisamente en el Manzano Histórico, en el departamento de Tunuyán, señalando que un par de parejas que estaban de camping en el lugar habrían oído un fuerte zumbido que los asustó, llegando a ver salir en simultáneo desde detrás de los cerros cercanos un gran resplandor, mientras que el ganado caprino que estaba en el lugar se mostraba muy nervioso. Consultado al responsable de ese sitio acerca de lo acontecido, reveló que todos los 25 de febrero sucedían allí extraños sucesos, causando sorpresa entre las parejas. Para varios de los asistentes al café ufológico, existe la duda de si podría tratarse de una suerte de leyenda urbana dada para promocionar ese lugar turístico, pero la única forma de sacarse la duda es ir y tratar de comprobarlo.


Junto a Raúl Díaz, quien me trajera desde Buenos Aires un ejemplar del excelente libro "Los OVNIs y la evidencia fotográfica".


Libros traidos desde Buenos Aires por Raúl Díaz.
Por último, Raúl Díaz nos comentó que recientemente estuvo de visita por Buenos Aires y aprovechó esta oportunidad para ponerse en contacto con el coordinador del Café RIO 54, el ufólogo Rubén Morales, con quien logró concertar una charla, café mediante como no podría ser de otra forma, conjuntamente con el investigador Javier Stagnaro. Estuvieron reunidos unas dos horas y media hablando de fenómenos aéreos anómalos, parapsicología e historia, de la reciente visita a los distintos cafés ufológicos argentinos del estudioso francés Gerard Lebat y su repercusión en su país, y de otros aconteceres ligados a la actividad OVNI. También recibieron el llamado telefónico del co-coordinador del Café RIO 54, quien envió un saludo a los presentes y a los integrantes del Café Ufológico de Mendoza. Raúl Díaz no sólo disfrutó de esta grata compañía, también se trajo dos libros sobre la temática: "El nuevo desafío de los OVNIs" (Asesoría Técnica de Ediciones, 1978) del francés Jean Claude Bourret, y "Los OVNI y la evidencia fotográfica" (Cielosur, 1978) del destacado investigador argentino Guillermo Roncoroni, éste último ejemplar me fue simpáticamente dedicado por Javier Stagnaro, por lo que les agradezco a él y a Raúl por esta gentileza. 

Finalizada la entretenida velada, se invitó a los presentes a participar del próximo encuentro:


"50mo Café Ufológico de Mendoza: Día: Miércoles 30 de marzo de 2016. Lugar: Café Five Stars - Lavalle 45 (Galería Independencia) - Ciudad de Mendoza. Horario: 19 hs. Participación libre". 

Esperamos contar con su presencia.

viernes, 26 de febrero de 2016

"ET" (El extraterrestre): El hombre que hizo el "peor videojuego del mundo"

"ET" (El extraterrestre): El hombre que hizo el "peor videojuego del mundo" 
El videojuego basado en la película de Steven Spielberg "ET" (El extraterrestre) es considerado uno de los peores en la historia y probablemente culpable de iniciar el desplome de la empresa Atari.

"ET necesita tu ayuda". Se estima que Atari presupuestó US$5 millones en publicidad para el videojuego.

Howard Scott Warshaw, el hábil programador que lo diseñó, explica cómo fue producido a las carreras, en cuestión de semanas, y cómo se siente ahora, desde su hogar en California, por lo que ocurrió.

----------------------------------------------------------------------------

Spielberg estaba poco impresionado.

"No podrías hacer algo más parecido a Pac-Man?", preguntó.

Era julio de 1982 y Atari, una de las empresas de tecnología más exitosas, acababa de pagar unos US$21 millones por los derechos para el videojuego de la nueva y taquillera película de Spielberg, "ET, el Extraterrestre".

Howard Scott Warshaw fue el programador sobre quien recayó la tarea de diseñar el juego.

"Estaba anonadado", dice Warshaw. "¡Ahí estaba Steven Spielberg, uno de mis ídolos, sugiriendo que me copiara el juego! Mi instinto fue querer decirle, 'Pues, bueno, Steven, ¿no podrías tú hacer algo más parecido a 'El día que la tierra se detuvo'?"

Warshaw era muy estimado en Atari. Con apenas 24 años, acababa de terminar el videojuego de "Los cazadores del Arca perdida", también de Spielberg.

Howard Warshaw era muy cotizado en Atari. Programó algunos de los juegos más exitosos de la empresa.

El director de cine consideraba a Warshaw un "completo genio" y 36 horas antes había sido seleccionado para esta nueva colaboración.

"Fue el día que para mí vivirá para siempre en la infamia", expresa Warshaw. "Estaba en mi oficina cuando recibí la llamada del director ejecutivo de Atari. Dijo: 'Howard, necesitamos hacer el videojuego de ET. ¿Lo puedes hacer?'"

"Y yo constesté, '¡Absolutamente, sí que puedo!'"

Los juegos para el sistema Atari 2600 eran distribuidos en cartuchos que tomaban semanas en fabricar.

Si ET iba a estar en las estanterías para esa Navidad, Warshaw enfrentaba un plazo muy corto.

"El director ejecutivo me dice, 'Lo necesitamos para el 1 de septiembre'. ¡Eso me daba cinco semanas para terminarlo! Normalmente me tomaban entre seis y ocho meses para hacer un juego, no cinco semanas", comenta.

"Luego me dice, 'Diseña el juego y, el jueves en la mañana, preséntate en el aeropuerto donde habrá un jet privado para llevarte donde Spielberg'". 

Steven Spielberg consideraba a Howard Warshaw un "completo genio".

Warshaw trazó la presentación que le iba a hacer a Spielberg y viajó desde las oficinas generales de Atari en Sunnyvale, California, hasta Los Ángeles.

Su idea era un juego de aventura en el que el jugador tenía que ayudar a ET a llamar a casa mediante la colección de componentes con los cuales se podía fabricar un teléfono interplanetario.

El jugador tendría que esquivar agentes y científicos del gobierno para completar su misión.

"Llegué donde Spielberg y le expuse todo el diseño", cuenta. "Le dije, 'Creo que es muy importante que hagamos algo innovador. ET es una película revolucionaria y creo que necesitamos un juego revolucionario'".

Warshaw logró sacarle de la mente la idea de copiar a Pac-Man. Ahora el problema era diseñar un juego que podría entregarse en cinco semanas. 

El juego de ET de Atari con la tecnología de 1982.
Atari necesitaba que ET fuera un éxito. En 1982, la ventas habían alcanzado su tope de US$2.000 millones pero la empresa estaba perdiendo su posición en el mercado frente a las computadoras personales como Commodore 64, que podía hacer más que jugar juegos.

"Es el trabajo más arduo que jamás haya hecho en mi vida", dice Warshaw, que era el único programador.

"Empecé a trabajar en la oficina pero, después de un tiempo, me di cuenta de que había un problema; todavía necesitaba ir a casa a dormir y comer de vez en cuando".

Así que se instaló otro sistema de desarrollo en su casa para que nunca estuviera a más de dos minutos de trabajar en el código, con la excepción de cuando estaba conduciendo.

"Había un gerente asignado para asegurarse de que yo estuviera comiendo para que pudiera seguir con mi trabajo", recuerda.

"Cuando llegó el final del proceso, mi reacción fue, '¡Caramba, lo logré!'"

Atari ordenó un pedido inicial de cuatro millones de copias y presupuestó US$5 millones para lo que entonces sería la campaña más costosa de publicidad de un videojuego.

"ET necesita ayuda de su amigo humano – ¡y ese eres tú!", rezaba una publicidad impresa.

Los comerciales de televisión se transmitieron durante semanas. El mismo Spielberg apareció en un video promocional, mientras que Warshaw fue llevado hasta Londres para el estreno de la película ET y lo sentaron en frente de la princesa de Gales, lady Di.

Howard voló a Londres para estar en el estreno de gala de la película ET.

"Los jefes pensaban que mientras sacáramos cualquier cosa con el nombre de ET, vendería millones y millones", dice.

Al comienzo, el juego se colocó "a la par de los más vendidos de Billboard" pero el rumor empezó a rodar que había serios problemas.

"Era un juego terminado pero ciertamente no era perfecto", reconoce Warshaw. "Había muchas maneras en las que, de repente, podías terminar en una situación rara. Fue demasiado para mucha gente e hizo que abandonaran el juego".

Los usuarios se quejaron de que el personaje de ET se caía inexplicablemente dentro de fosas sin poder salir. Como un niño de 10 años comentó al diario The New York Times: "No era divertido".

Una de las inexplicables fosas en las que caía ET y de donde no podía salir.

Atari pronto se dio cuenta de que ET no estaría regresando a casa.

A comienzos de diciembre de 1982 divulgó ventas "decepcionantes" para ese año y el valor de su casa matriz, Warner Communications, se desplomó.

Los resultados motivaron severas caídas en el valor de otros fabricantes de videojuegos.

"Después de la temporada navideña, las tiendas empezaron a devolverlo", dice Warshaw. "Se vendieron casi 1,5 millones de unidades pero necesitábamos vender cuatro millones. No fue suficiente".

Para el segundo trimestre de 1983, la casa matriz de Atari anunció pérdidas de US$310 millones.

"Los cosas empezaron a deshacerse", expresa el programador. "Es abrumador ser el único responsabilizado de la caída de una industria multimillonaria con un código de ocho kilobytes. Pero la verdad es un poco más compleja".

Los consumidores estaban optando más por la computadora personal y el mercado estaba saturado con videojuegos.

En un intento por evitar el colapso, se redujeron los precios y despidieron mucho del personal.

Pero fue inútil y en 1984 Warner vendió a Atari por US$240 millones.

"Tuve que tomarme un tiempo libre para recuperarme de toda esa experiencia", dice Warshaw. "Me dediqué a la industria inmobiliaria durante un par de años pero la odié", confesó.

"Al final, regresé otra vez a la tecnología, al ámbito de los videojuegos como gerente y director, pero eso ya había perdido el encanto para mí".

Frustrado creativamente, Warshaw inició proyectos de escritura y producción de televisión.

"Sabía que ya no tenía nada que hacer en la industria pero no podía vislumbrar una alternativa. Me deprimí".

La solución fue "lanzarse al agua sin mirar" y, en 2008, se capacitó como psicoterapeuta.

Howard Warshaw muestra orgulloso algunos de los videojuegos que diseñó para Atari.

"Es posible que algo en mí buscaba compensar por todo el trauma y depresión que generé con el juego de ET", comenta. "Pero, en realidad, es algo que siempre quise hacer".

Hoy en día, Warshaw se anuncia como el Terapista de Silicon Valley, que domina tanto "el idioma inglés como el 'nerd".

Pero, ¿aborda la historia de su colosal fracaso con sus pacientes?

"Algunas veces lo hago", reconoce.

"Todo terapeuta utiliza su propia experiencia con sus clientes. Para mí es algo muy natural. Los programadores y los terapeutas somos todos analistas de sistemas. Solo que ahora yo trabajo con un equipo más sofisticado".

En abril de 2014, Washaw tuvo la oportunidad hacer un cierre al fiasco de ET.

Una empresa cinematográfica estaba haciendo un documental sobre una leyenda que llevaba rondando 30 años; que en 1983, Atari enterró, en el desierto de Nuevo México, cargas de camiones enteras de juegos ET que no fueron vendidos.

En 2014 se excavaron copias del videojuego ET, enterradas en un vertedero de Nuevo México, hacía más de 30 años.

"Nunca lo creí. Pensé que era absurdo", dice Warshaw.

La ciudad de Alamogordo permitió que se realizara una excavación pública y Warshaw fue invitado a asistir.

"Cuando llegué, había una larga fila de fanáticos de todas partes del país que habían venido para ver esto", dice. "Fue algo curioso estar sentado allí y ver literalmente como excavan tu pasado".

La excavación confirmó que productos Atari habían sido enterrados en el vertedero y Warshaw fue filmado en el momento en que una maltrecha copia de ET fue rescatada del suelo.

"Me conmovió en extremo. Este pequeño juego que había escrito en cinco semanas hace más de 30 años todavía generaba entusiasmo. Quedé lleno de gratitud", declara.

"¿Es ET el peor juego de todos los tiempos? Tal vez no. Pero la historia de la caída de la industria de los videojuegos necesitaba una cara y resultó ser ET", señala.

"En realidad prefiero cuando la gente lo tilda del peor juego de todos los tiempos porque yo también diseñé La Venganza de Yar y ese muchas veces lo identifican como uno de los mejores de todos los tiempos. Así que, entre los dos, ¡he abarcado la gama más amplia de cualquier diseñador en la historia!" 



http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160222_tecnologia_atari_et_videojuego_peor_del_mundo_wbm?ocid=socialflow_facebook